Colchón viscoelástico

Compra tu colchon viscoelastico al precio más barato, Colchones viscoelásticos con la máxima calidad del mercado, te lo enviamos gratis a casa.  
Ver más
por página
Estás viendo 1 de 52 productos

¿Qué es el material viscoelástico?

Los colchones viscoelásticos son los más novedosos y utilizados en la actualidad, pero antes de que ocuparan esta posición de privilegio tuvieron que suceder una serie de sucesos que se remontan a mediados del siglo pasado.

Hace unos 55 años la NASA desarrolló un material novedoso que acompañaría a los astronautas en sus viajes espaciales, haciéndolos más llevaderos gracias a su extrema adaptabilidad y confort que aliviaba la fuerza que la gravedad ejercía sobre el cuerpo de los mismos. El material viscoelástico, también conocido como poliuretano flexible, fue utilizado por la NASA a principios de los años 90. Tras esto, este material lo adaptó la empresa sueca Tempur-Pedic en 1992 para revolucionar el mercado de los colchones con lo que ellos mismos denominaron el “Sistema de Sueño Sueco”. Su gran éxito comenzó convirtiéndose en el material de gran parte de los hospitales antes de popularizarse e incrementar las ventas en un 49% anual.

Ventajas de comprar un colchón viscoelástico

El material viscoelástico produce una huella con memoria cuando se presiona sobre él y se le transmite calor. Luego al dejar de ejercer presión o calor recupera su forma original lentamente.

Este material ha sido uno de los mayores descubrimientos en el mundo del descanso en los últimos años, permitiendo varias adaptaciones como las almohadas viscoelásticas, los sobrecolchones o toppers viscoelásticos y multitud de artículos y productos relacionados.

Los puntos de presión son la meta. Aliviar la presión que la propia gravedad ejerce sobre nuestro cuerpo es para lo que se creó este material y así evitar y aliviar posibles lesiones de espalda o lumbares y musculares. Por ello es un material muy utilizado en camas de hospitales o fisioterapias.

Entre las grandes ventajas de los colchones viscoelásticos se encuentran la capacidad para aliviar el peso que la gravedad ejerce sobre nuestro cuerpo y con ello ayudar al alivio de lesiones de espalda y musculares. También es un material totalmente atérmico por lo que no sufriremos ni frío ni calor y estaremos en mayor contacto con la superficie del colchón. Los colchones viscoelásticos asimismo se subdividen en tres clases partiendo de la densidad de material viscoelástico del mismo.

La densidad del colchón viscoelástico

Uno de los principales barómetros que sirven para medir tanto la calidad como la adaptabilidad de un colchón viscoelástico es su densidad. Una densidad que se mide sacando el cociente entre peso entre espacio o, concretamente, los kilogramos divididos por los metros cúbicos.  

  • BAJA (unos 40 kg/m3): utilizada en los colchones viscoelásticos baratos
  • MEDIA (entre 50-70 kg/m3): usada en colchones la gran mayoría de gamas
  • ALTA (más de 80 kg/m3): empleada en los colchones con fines médicos (es el caso de los colchones Farmadés o colchones Perlasalute) para evitar la formación de yagas en pacientes y aliviar al máximo cualquier molestia o dolor físico al durmiente.

La mayor densidad no garantiza los mejores resultados para todas las personas, en la mayoría de los casos dependerá de las preferencias y necesidades de las personas el escoger un colchón de una densidad mayor o menor.  La elección final se suele basar en algo muy simple, la densidad media proporciona un confort de colchón suave o blando. Así como la alta significará casi siempre que el colchón es duro o firme / adaptable.

Medidas de los colchones viscoelásticos

Encontrar la unidad en cuanto a las medidas que existen a la hora de adquirir un colchón sea del tipo que sea no es sencillo, no lo es tanto el encontrar una nomenclatura homogénea, ya que coexisten la nomenclatura hispana con la anglosajona. Sea como fuera repasaremos los principales tamaños de los colchones viscoelásticos.

Como es lógico, el tamaño del colchón viscoelástico irá ligado al tamaño de la cama. En este sentido nos podemos encontrar de más pequeño a más grande camas de un cuerpo o también conocidas como individual. Dentro de las individuales podrás adquirir la individual pequeña cuyo tamaño es de 80 o 90 centímetros de ancho con una longitud de 190 centímetros. Las siguientes son ya medidas de cama de matrimonio, entre ellas se encuentran las de cuerpo y medio (135 centímetros) o las de dos cuerpos cuyo ancho es de 150 centímetros.

Respecto a su longitud, la medida estándar en nuestro país es la de 1,90 metros, aunque se pueden encontrar fabricantes que fabrican colchones de 1,80 metros o de mayor tamaño, como 2 metros. Sin embargo, estas medidas por el hecho de no ser las habituales suelen hacer que los colchones sean más caros de lo habitual.

Teniendo todo esto en cuenta podemos concluir que las medidas de colchones más habituales en España son: las medidas de colchones más habituales en el mercado son 80 X 180 centímetros, 80 X 190 centímetros, 80 X 200 centímetros, 90 X 180 centímetros, 90 x 190 centímetros, 90 x 200 centímetros, 105 x 180 centímetros, 105 x 190 centímetros, 105 x 200 centímetros, 120 x 180 centímetros, 120 X 190 centímetros, 120 X 200 centímetros, 135 X 180 centímetros, 135 X 190 centímetros, 135 X 200 centímetros, 140 X 180 centímetros, 140 X 190 centímetros, 140 X 200 centímetros, 150 X 180 centímetros, 150 X 190 centímetros, 150 X 200 centímetros, 160 X 180 centímetros, 160 X 190 centímetros, 160 X 200 centímetros, 180 X 180 centímetros, 180 X 190 centímetros, 180 X 200 centímetros, 200 X 180 centímetros, 200 X 190 centímetros, 200 X 200 centímetros.

Colchón viscoelástico o colchón de látex

Uno de los principales dilemas a la hora de comprar un colchón se refiere al material con el que queremos adquirirlo. Una de las mayores disyuntivas gira en torno a si comprar un colchón viscoelástico o de látex. La preferencia entre uno y otro material dependerá por encima de todo de la necesidad y de nuestros gustos en lo que a descanso se refiere.

En este sentido, ya sea el material viscoelástico o de látex presenta una serie de ventajas e inconvenientes que vamos a desgranar. Respecto al colchón de látex estamos ante un material más transpirable que el visco, por lo que existe no sólo una gran adaptabilidad a nuestro cuerpo, sino también respecto a la temperatura. Además, fomenta la independencia entre lecho, así que si tu pareja se mueve mucho en la cama tú ni lo notarás. Respecto al viscoelástico, ofrece un mayor confort y firmeza.

En el caso de la viscoelástica estamos ante un colchón cuya vida útil es siempre mayor al de un colchón de látex. También ofrece adaptabilidad y firmeza, aunque es menos transpirable que el látex. Pese a ser de un material sintético, el visco es más higiénico que el latex, aunque para ello necesita incorporar sistemas extra de transpiración que en el caso de los colchones de látex no resulta necesario.

Cuándo cambiar un colchón viscoelástico

Los colchones viscoelásticos al igual que sucede con otro tipo de colchones (látex, muelles, fibras, etc) tienen su vida útil limitada ya que con el paso de los años el colchón va perdiendo gran parte de sus propiedades. Es por ello que según la Asociación Nacional de la Cama -Asocama- todo colchón ha de ser cambiado a partir de los 10 años de vida, puesto que es en este tiempo cuando todos los colchones han perdido parte de sus beneficios, hasta el punto de hacer que su uso sea contraproducente para la salud.